jueves, 31 de julio de 2014

Trucos para olvidarte del secador este verano

Aunque para muchas utilizar el secador es la forma más fácil y rápida de conseguir un peinado perfecto, dejar secar el cabello al aire es uno de los mejores tratamientos de belleza que puedes regalarle a tu melena en verano.  


El beneficio más obvio de permitir que tu pelo se seque al aire es el hecho de que evitarás el daño producido por el calor que podría sufrir tu pelo bajo un secador eléctrico. Además, ahorrarás en electricidad, y evitarás sudar la gota gorda cada vez que quieras arreglarte el pelo en esta época del año.
 
Sin embargo, no siempre es fácil conseguir estar peinada sin tener que recurrir a secador, tenacillas o planchas (sobre todo cuando queremos dar algo de forma a nuestro pelo). Por eso hoy, vamos a ver las claves para conseguirlo:


1) Selecciona un corte de cabello que necesite pocos cuidados si es que vas a dejar secar tu cabello al aire libre de forma habitual. Cuánto más corto, más fácil de manejar y mantener en buen estado.




2) Elegir productos adecuados para el lavado y mantenimiento posterior del cabello, eligiendo aquellos que eviten el encrespamiento o frizz.


3) Recoger el pelo con una toalla o con una toalla turbante (las podéis encontrar en diferentes droguerías, incluso en el Mercadona) para quitar el exceso de humedad. Recomendable que la toalla sea muy absorvente. El cabello mojado es más susceptible al daño que el cabello seco, por lo que es mejor evitar frotarlo en exceso. La fricción lo hace quebradizo. 


4) Aplicar un producto específico para desenredar, que sea de aplicación tras el lavado y que no necesite aclarado. Este paso os lo recomiendo especialmente si tenéis un pelo que tienda a enredarse con suma facilidad, y si no queréis 'pelearos' con vuestra melena a la hora de peinarlo. Para mí es un punto básico e imprescindible.


 

5) Peinar y desenredar con ayuda de un peine de púas anchas, evitando los tirones fuertes para no romper las fibras capilares, y empezando siempre por las puntas, y en cada nuevo cepillado empieza un poquito más arriba hasta llegar a la raíz.



6) Levantar el cabello de las raíces y luego pasar los dedos por el cabello hasta las puntas. Esto permite que el aire trabaje en tu cabello, disminuyendo el tiempo de secado. Con esto también se agrega volumen al cabello. 




7) Peinarlo:

Si tienes el pelo liso, tienes dos opciones: 
  • Peinarlo hacia el lado que más os guste y dejarlo secar al aire sin más. Las manos son las mejores estilistas, así que utilízalas mientras dejas que tu cabello se seque naturalmente, de forma que puedas moldear el cabello a tu manera.
  • Trenzar tu pelo y destrenzarlo tras secarse para revelar unas ondas sueltas y un peinado totalmente natural.




Si tienes el pelo rizo, también tienes un par de opciones:
  • En el caso de que queráis llevarlo suelto, podéis aplicar una espuma de peinado, un gel o una cera si queréis evitar el volumen excesivo, o en el caso de rizos rebeldes.
  • Si os gusta el pelo recogido, para que no moleste e ir más cómodas, podéis optar por haceros un trenza o un moño con el pelo húmedo, y luego dejarlo secar durante el resto del día. 



Y como dicen nuestros amigos de Mr. Wonderful: Melenas al viento y a vivir el momento!





miércoles, 30 de julio de 2014

Libro: 'Cazadores de tendencias. Los nombres esenciales de la moda española'

 
Cazadores de tendencias surge como respuesta a la muestra que tuvo lugar en el espacio Centro de Madrid durante el mes de marzo de 2013: ¿Cazadores de tendencias?


El sociólogo, periodista y crítico de moda Pedro Mansilla Viedma desgrana en su primer libro quién es quién en el universo fashion español y realiza una interesante selección de los trabajos más relevantes de estos creadores. Una recopilación de los 67 diseñadores más consolidados y de los emergentes que se abren camino y empiezan a labrarse un nombre. Este recorrido empieza a finales de los setenta, con el triunvirato de Adolfo Domínguez, Antonio Miró y Jesús del Pozo, y que, como dice el autor de este volumen, decidieron “cada uno por separado, dedicarse al oficio de vestir a España de otra manera”.
 

Aquel fue el pistoletazo de salida para toda una generación de artistas inconformistas que sentaron las bases de nuestro prêt-à-porter. Diseñadores, modelos, pasarelas, tiendas, revistas, escuelas…, toda una aventura colectiva que fue fraguándose con un entusiasmo que no dejó indiferente a nadie y que aquí puede verse como un recorrido sociológico a través de los estilos y tendencias de varias épocas. En definitiva, una obra de consulta sencilla pero rigurosa, a modo de homenaje a la moda española y sus protagonistas que resulta muy amena.


Datos del libro

  • Nº de páginas: 168 págs.
  • Editoral: LUNWERG
  • Lengua: castellano
  • ISBN: 9788497857871

martes, 29 de julio de 2014

Los estilismos de la Reina Letizia en su primer mes de reinado

Ha pasado poco más de un mes desde la abdicación del Rey Don Juan Carlos I y la proclamación de Don Felipe y Doña Letizia como soberanos. Para hacer un seguimiento de los primeros compromisos oficiales de nuestra nueva reina, hoy he decidido recopilar los estilismos que ha lucido Letizia en este corto período de tiempo.


21 de junio


Encuentro con representantes de las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo en el Palacio de Zurbano en Madrid. 

En esta ocasión, la Reina ha mantenido un sobrio y elegante estilo con un traje de pantalón y chaqueta de tejido azul brillante, zapatos de tacón del mismo color, camisa en un tono nacarado, un bolso de color turquesa, con discretas joyas, y un maquillaje en tonos suaves.

 


23 de junio 


Inauguración de la exposición 'El Greco y la pintura moderna' en el Museo del Prado, en Madrid. 

Se trata de un vestido de flores en tonos pastel de la firma alemana Hugo Boss, realizado en viscosa, y de esta temporada. Su precio: 479 euros. Lo acompañaba de un bolso sobre de Uterque que ya había lucido en otras ocasiones.





24 de junio


Primera recepción: encuentro con 350 representantes de organizaciones sociales en el Palacio del Pardo en Madrid. 

En esta ocasión ha lucido una chaqueta de lana de Hugo Boss con cremallera, pantalones azul marino de Felipe Varela y zapatos de peep toe de Magrit. Con el pelo recogido en una sencilla coleta y luciendo unos pendientes de estrella.


  

27 de junio


Entrega de los premios de la Fundación Príncipe de Gerona.  

Para el evento lucía un estilismo actual, elegante y con un toque fashion gracias a su peinado, el falso Bob. Letizia eligió un vestido sin mangas por debajo de la rodilla en color negro bordado con pedrería en el mismo tono, de su modisto de cabecera Felipe Varela.

Como complementos la soberana lució unas merceditas de charol en tono nude de Magrit y unos pendientes de Yanes realizados en citrino, diamantes y oro blanco.




1 de julio 


Primer viaje (aunque de carácter privado) al extranjero: El Vaticano, visita al Papa Francisco. 

Doña Letizia hizo uso (como hacía la Reina Sofía) del llamado "Privilegio blanco" (Privilège du blanc’), es decir, vestir del mismo color que el Pontífice, un privilegio que sólo pueden tener las Reinas católicas, así se saltan el protocolo general que establece el Vaticano para ser recibidos por el Papa (negro riguroso). 

Para la ocasión la Reina eligió un estilismo firmado por Felipe Varela, formado por vestido y chaqueta blanca de crepe ligero bordado en hilo y cristal blanco. La cartera, también del modisto madrileño, está hecha en ante de color tiza.


 

2 de julio


Sus Majestades los Reyes asistieron a la entrega de los Premios Nacionales de Innovación y Diseño 2013 en Valladolid.

La Reina eligió un conjunto primaveral y de estilo muy casual: una chaqueta de punto de Mango sin nada debajo, combinada con falda topo con print étnico en el frente de la firma española Isato, zapatos de salón de ante de Magrit y bolso de mano de piel de Ángel Schlesser en un animado tono naranja. El aspecto final es de look low cost.


 

4 de julio


Los Reyes entregaron las becas y ayudas a la investigación de la fundación Iberdrola.

El look que eligió en esta ocasión se compone de: pantalones pesqueros y camisa de Uterqüe de la temporada pasada, chaqueta de Felipe Varela, bolso tipo sobre de color marfil, y zapatos de piel de serpiente de Carolina Herrera.




5 de julio


La Reina ha acudido a la celebración del 150 aniversario de la Cruz Roja en Madrid.

El outfit en esta ocasión: chaqueta blanca de la firma Hugo Boss de manga francesa y ligero peplum  a la altura de la cintura, pantalones azules de pata ancha de Felipe Varela, bolso sobre de Uterqüe y zapatos peep toe de Magrit del mismo tono que el pantalón.




8 de julio


Primer viaje oficial como Reyes de España: visitan Portugal. Esta es en realidad su segunda salida al extranjero desde el día de su proclamación, ya que aunque los nuevos reyes visitaron la semana anterior El Vaticano para encontrarse con el Papa Francisco, se trató de un viaje de carácter privado.

Letizia ha escogido un diseño de Felipe Varela compuesto de una chaqueta de encaje de color azul muy claro (llamado cerúlio) y un vestido del mismo color debajo. Los tacones en ante azul combinan con el traje y con el bolso animal print de un color azul más oscuro, hecho a mano en auténtica piel de pitón y forrado en cuero de la firma Madmacarena. 




10 de julio


Entrega de los Reales Despachos de Empleo de la Academia Básica del Aire, en León.

La Reina lució una chaqueta en tweed desgastado de hace más de dos años de Uterqüe, con un pantalón negro, cartera de Adolfo Domínguez del mismo tono que la chaqueta y zapatos peep toe negros de Magrit.





16 de julio


Viaje a Marruecos.

Para la cena ofrecida en su honor, eligió un outfit de Felipe Varela: blusa en georgette de seda blanca y falda larga bordada en metal plata con sandalias de raso a juego. 



 
Para otro de los actos a los que acudió en el país africano, concretamente para la visita de un centro de investigación del cáncer, la Reina lució un abrigo en bouclette de verano en color arena-rosa, con cuerpo y pantalón en seda al tono, cinturón de cuarzos rosas, salones de ante y bolso sobre de charol en color nude.


 

19 de julio


Primer viaje a Oviedo, su ciudad natal, desde que es Reina, donde presidió la inauguración de los cursos de verano de la Fundación Príncipe de Asturias.

El look elegido para la ocasión se compone de una falda de Hugo Boss, con blusa de seda en tonos humos de la misma firma. Complementos: cinturón ancho en color plateado, sandalias de cintas cruzadas en un tono gris metalizado y un bolso sobre en tonos metalizados de Adolfo Domínguez.




22 de julio


Recepción de los ganadores de las becas de la Ruta Quetzal BBVA en el Palacio del Pardo en Madrid.

En esta ocasión ha optado por un conjunto en blanco formado por: falda con detalles en piel marrón de Hugo Boss con una blusa blanca y unos salones de piel de serpiente de Carolina Herrera.



 

23 de julio


Visita oficial a Francia.

Para acudir al Palacio del Elíseo, la Reina ha optado por un look romántico: un vestido con falda de vuelo y manga francesa de Felipe Varela, creado en hilo beige cuerda con bordado en hilo de seda e incrustaciones de tul y organza, con lazo a modo de cinturón.

Completaban el look unos pendientes de Tous de oro, rubí, esmeralda y piedra de la luna, de la colección  Atelier, unas sandalias de ante de Magrit y una cartera de mano de charol en rosa palo.



 

25 de julio


Los Reyes han estado en Santiago de Compostela acudiendo a la catedral para presidir la misa en honor al patrón de España.

Para acudir al templo gallego la Reina ha lucido por segunda vez el vestido que llevó el 29 de abril de 2011 a la boda de Guillermo de Inglaterra con Kate Middleton, duques de Cambridge, en la Abadía londinense de Westminster.

El vestido, de estilo años 20, confeccionado en muselina plisada en color rosa terracota, con bordados imperio y manga transparente francesa, es una creación de Felipe Varela.

Completan el estilismo unos zapatos peep toe de charol en rosa palo de la firma Magrit, y una cartera de mano de Felipe Varela también de charol y del mismo tono que los zapatos.





lunes, 28 de julio de 2014

Un bolso mítico: el 2.55 de Chanel

En 1955, Cocho Chanel, quien ya se había hecho un nombre para ella misma poniendo el LBD (Little Black Dress) en el mapa, decidió expandir su negocio y aventurarse en el diseño de bolsos. Quería algo simple, elegante y atemporal. Lo que resultó de la ingenuidad y visión de Chanel fue tan grande y permanece así hoy en día, que nunca pudo haber sido previsto.





Origen 

 
Este icónico bolso tiene sus orígenes décadas antes, en los 20, cuando Chanel creó la primera bolsa de lujo para llevarse colgada inspirada en los uniformes militares que incluían un accesorio para llevar el mosquetón, la pólvora y las balas, dejando las manos libres.
 
Cansada de llevar los bolsos en la mano y perderlos, en 1930 les puse una correa y los llevé en bandolera”. Lógica como siempre, Chanel creó el primer bolso de lujo para llevar colgado, consciente de que la mujer moderna debe tener las manos libres en los actos sociales.  
 
Fue poco después de su retorno al mundo de la moda cuando decidió actualizar su bolso, lanzándolo el 5 de febrero de 1955, destinado, desde entonces, a ser uno de los bolsos más copiados, convertido en icono del indemodable estilo Chanel, y llamado el 2.55 por la fecha en la que fue creado. Tal vez fue la fama ya establecida de Chanel o sólo la elegante simplicidad del bolso (un bolso acolchado de cuero con una correa de cadena), pero las piezas fueron un éxito instantáneo. Tan exitosas, de hecho, que Coco tuvo que rechazar muchas órdenes. 
 
 
 
El diseño original 2.55 de 1955 sufrió ciertas transformaciones con la llegada de Karl Lagerferld a Chanel, y en el 2005 se actualizó con una nueva línea que recibió el nombre de Cambon, en honor al apartamento de la diseñadora en París, situado en esa calle, y hoy en día es todavía tan popular como lo era entonces. 



 

Señas de identidad del 2.55


La cadena


Una de las características que lo hacen inconfundible es su cadena doble con baño de oro de 24 kilates y cuero incrustado, que permite ajustar la altura a la que se desea llevar. Coco Chanel se inspiró en las que llevaban las monjas del orfanato en que creció colgando de la cintura para llevar las llaves.


 

El cuero acolchado


El matelassée es el acolchado que Chanel utiliza en varios de sus diseños, y que hace al 2.55 inconfundible. Se dice que la diseñadora se inspiró en los chalecos de los jockeys para utilizarlo en sus diseños. Para distinguir un original te tienes que fijar en el número de puntadas que tiene cada rombo. Si la puntada es grande, muy seguramente es un clon.
 

  

La solapa


El 2.55 se conoce también como flap bag, o bolso de solapa, y es precisamente porque todos, absolutamente todos, tienen una solapa al frente que esconde un bolsillo secreto, en el cual supuestamente Coco guardaba sus cartas de amor.




El interior


Este accesorio no sólo cuenta con el compartimento secreto de la solapa, sino que tiene un bolso exterior en la parte posterior, creado por Chanel para tener dinero extra a la mano, sin tener que sacar la cartera. Dentro tiene más bolsillos, uno para la barra de labios.
 
El forro del 2.55 original viene en color vino, el cual supuestamente era el que Chanel usaba en su uniforme del orfanato.




El broche


Aunque originalmente el broche con que cierra el 2.55 era uno rectangular, a partir de mediados de los 80 Karl Lagerfeld, actual diseñador de la casa, lo sustituyó por uno de su creación con la doble C. Al broche original se le conoce como “Mademoiselle", bautizado en referencia a la soltería de la señorita Coco Chanel. 




El precio


El precio del 2.55 oscila, desde 1.300 euros hasta los 1.700, para el modelo clásico, dependiendo del tamaño. Las nuevas versiones pueden alcanzar los 2.500 euros.


¿Quiénes tienen un 2.55?


Sería más sencillo preguntarnos quiénes no lo tienen. A pesar de su aspecto clásico, el 2.55 es el favorito de muchas celebrities jóvenes. Por ejemplo, Mary Kate Olsen afirma que aunque le gusta probar otros modelos, siempre acaba volviendo al 2.55 en rojo, su predilecto. Jessica Alba o Kirsten Dunst también son adictas a él, llegando incluso esta última a combinarlo con unas Converse (esto nos da idea de la versatilidad del bolso).

La lista es infinita:
Alexa Chung,  Mischa Burton, Sienna Miller, Lilly Allen, Rachel Bilson, Diane Kruger, Freida Pinto, Victoria Beckham, Claudia Schiffer... Son mujeres muy diferentes, pero este icono es capaz de adaptarse a todas ellas.
 
 


 
 

Puede que Coco Chanel no fuera muy consciente de haber creado un bolso para la historia, pero lo cierto, es que aquel febrero de 1955, gracias a la genial inspiración de la diseñadora, nació uno de los complementos más emblemáticos que existen: el 2.55 que con casi 60 años en el mercado, este bolso está tan de moda como en sus inicios!

domingo, 27 de julio de 2014

Libro: Cómo leer la moda. Una guía para comprender los estilos.

Cómo leer la moda identifica las principales tendencias de moda de los últimos doscientos años y nos enseña a relacionarlos con los estilos actuales. Desde el neoclásico al gótico, pasando por el estilo imperio, el punk, el militar, y las marcas de diseño, explica las características definitorias de cada «look». 

Partiendo de varios capítulos sobre técnicas y materiales, el libro pasa luego a explicar su aplicación en las modas masculina y femenina, incluyendo el vestido formal, informal y casual, así como en accesorios, joyería, peluquería y maquillaje. 

Cómo leer la moda es un libro de referencia serio a la vez que una fuente con estilo que le aportará el vocabulario visual necesario para comprender, investigar e interpretar los estilos.

Datos del libro

  • Nº de páginas: 256 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editoral: HERMANN BLUME
  • Lengua: castellano
  • ISBN: 9788496669727
 

sábado, 26 de julio de 2014

Libro: 'El arte de tener estilo. La guía perfecta para crear tu propio look'

Tener estilo no consiste sólo en saber combinar colores y escoger diseños a la última moda. Conseguir ser una chica it girl no es fácil. Saber qué prendas y accesorios te sientan mejor según tu cuerpo, tu pelo, tu color de piel; aprender a comprar con inteligencia sin gastar demasiado; organizar tu armario para dar con el l ook perfecto para cada ocasión, y sobre todo, sentirte bien con lo que llevas puesto, son algunas de las claves para vestir bien y con estilo.

Una completa guía donde la estilista Somer Flaherty aborda todas estas cuestiones, repasa los looks más populares –desde el glam hasta el hipster– y nos revela cómo llevar cada uno de ellos con estilo. 

  • Dibujos modernos y atrevidos en color de todos los looks, estilos y tipos corporales.
  • Recordatorios sobre los iconos del estilismo en las épocas clave para la moda. 
  • Consejos para todos los imprevistos de última hora que puedan surgir a la hora de vestirte...

Además, la autora ofrece un completo resumen de las aptitudes necesarias para ser estilista de moda y para convertir el estilismo en tu carrera profesional. 


Si estás pensando en renovar tu vestuario, crear nuevos looks, o si simplemente te imaginas divina con una chaqueta de lunares y tu camiseta a rayas favorita, este libro es para tí.


Datos del libro

  • Nº de páginas: 160 págs.
  • Editoral: EDAF
  • Lengua: castellano
  • ISBN: 9788441433847

viernes, 25 de julio de 2014

¿En qué consiste el 'estilo edgy'?

El estilo edgy se basa en utilizar prendas 'rockeras' con un aire un poco rebelde, caracterizado por ser una corriente que incorpora elementos como el color negro, el cuero, el terciopelo, los jeans rotos, las botas... combinado con accesorios llamativos como cadenas, calaveras y tachuelas, o algo de metal. 

(La traducción literal de la palabra 'edgy' sería: provocador, nervioso, inquieto, osado, atrevido)


  
También hay variantes de este estilo que lo suavizan, proporcionándole un toque más femenino y chic, con elementos como una cartera estilo Chanel, o simplemente llevando algo de encaje o una camisa blanca abotonada. El secreto de este look está en la combinación. 


 

La prenda edgy imprescindible: The Black Leather Motorcycle Jacket


La cazadora de cuero negra es un estilo icónico y atemporal que siempre dejará una marca indeleble en el mundo de la modaAunque esta chaqueta de estilo reconocido tal vez no sea para todo el mundo, sin duda es para las más atrevidas y confiadas, y es un clásico del fondo de armario del estilo edgy.  




El estilo edgy para cada ocasión


EL look ‘edgy’ ideal para ir a trabajar (siempre que en el trabajo nos permitan un estilo casual) sería un vestido femenino de un color y leggings negros. Para añadirle el toque rebelde un chaleco denim y unas pulseras gruesas son perfectas.

Para una cita, un look ‘edgy’ conquistador sería una falda corta y suelta de cuero, una camisa sobria y una chaqueta que relajen tu look y no lo hagan ver forzado. Para los accesorios los aros largos son muy llamativos y enfocan tu cara, una pequeña diadema también estaría bien.

El look ‘edgy’ perfecto para un fin de semana sería algo muy relajado sin hacerte ver desarreglada, ya que el fin de semana debe ser para que te sientas 100% cómoda. Unos jeans decolorados y una camisa suelta se ven geniales. Además puedes decorar tu atuendo con varias capas de collares y pulseras con colores que contrasten como dorado con negro.

Un look ‘super edgy’ para salir de fiesta sería un vestido de un color liso oscuro o estampado y con corte desigual, combinado con una chaqueta larga. Un accesorio perfecto sería un collar corto que le de elegancia a tu look. 

 
 

El ejemplo más clásico de estilo edgy es Miley Cyrus, pero ella lo lleva cuidado (en la calle, ya que en el escenario es el extremo); de día, chaquetas de cuero, medias de red y microshorts de jeans, bastante realista para la vida cotidiana.



 
 Otro ejemplo de estilo edgy lo podemos encontrar en este outfit de Jessica Alba:



Básicamente busca ser más que una moda: es una forma de expresión, ya que lleva las tendencias al límite sin importar ser aceptada o no. Las personas que son de estilo edgy generalmente relacionan algún estilo de música o arte con su outfit y ven la moda como algo absolutamente personal. 

jueves, 24 de julio de 2014

'Hipster style'... origen y claves que definen este estilo

Si hay una subcultura urbana que ha adoptado las prendas vintage y nuevas de estilo retro son los llamados hipsters, pero esta subcultura urbana no nació ayer, a pesar de que ahora es más visible.  




Origen de esta tendencia


La definición del término hipster ha evolucionado desde que fue usado por primera vez en los círculos de jazz en 1940. Este término derivaba de la palabra Hip, que se empleaba para referirse a los afro-americanos aficionados al jazz, bastante popular en esta época. Los miembros de esta subcultura fueron llamados hepcats y luego hipster.

Por lo tanto se consideraba hipster a las personas que adoptaban el estilo de vida del músico de jazz: manera de vestir, vocabulario, productos ilícitos que consumía (drogas), actitud relajada, humor sarcástico, pobreza autoimpuesta y códigos sexuales bastante liberales y relajados.

Ya en el 2000 el término se usa para describir a la gente con una tendencia más hacia lo alternativo” o “antimoda”. Se suele decir que la subcultura hipster actual está compuesta por jóvenes pertenecientes a la clase media o acomodada, oriundos de la ciudad y que manifiestan intereses alejados a los predominantes en lo que respecta a moda y cultura, tal es el caso de la música alternativa o del cine independiente.

Entre su forma de vida destacan: la comida orgánica, los cafés culturales, los bares pequeños, las áreas de trabajo creativas, el cine independiente, la indumentaria sacada de mercadillos o ropa usada… elecciones de consumo no habituales para la mayoría.

En lo que a moda se refiere, el hipster puede ser que compre en tiendas de segunda mano pero conoce de marcas, sólo que evita comprar en tiendas propias de esa marca y por el contrario busca vendedores independientes. 


 

Claves que definen el estilo hipster


Le dan nuevo uso a lo viejo


Con una mezcla de preocupación ecológica, nostalgia por el pasado y querer definirse como únicos son fanáticos de los mercadillos vintage o, bien, de las tiendas especializadas en este tipo de ropa. Eso sí, comprarán prendas que no sean de ningún diseñador reconocido y que se adapten a su estilo de vestir. Esas prendas que eligen de una manera sumamente selectiva van combinadas con lo último de la tecnología, como un iPhone o un iPad, y con ropa recién comprada.

Usan ropa nueva que parece vintage


Si los ves vestidos pensarías que sacaron la ropa del armario de sus abuelos, pero no necesariamente. Este segmentos de jóvenes en la treintena, educados, con buenos trabajos y con una gran capacidad adquisitiva no podían pasar desapercibidos para la industria fabricante textil. Muchas de sus prendas son adquiridas en Brooklyn Industries, American Apparel, Urban Outfitters y hasta H&M. ¿Te gustan estas tiendas? Bueno, muy seguramente eres hipster.

Les gustan las prendas artesanales


Ya sea porque las hicieron ellos mismos o las compraron en el mercado callejero del fin de semana, lo cierto es que a los hipsters les encanta lucir bolsas, bufandas, guantes, gorros o blusas hechas a mano. 

Vestidos femeninos


A las chicas hipster les encantan los vestidos primaverales florales o con encaje, también los que parecen totalmente retro o con aire vintage. Y si es invierno se ponen unos leggings debajo y una chaqueta de punto encima o un gran jersey de lana.

Vaqueros ajustados


Tanto los hombres como mujeres hipster tienen este básico en su armario. Cuanto más ajustados mejor. Y las mujeres optan por vaqueros de corte alto. 

Aman las “hoodies” y T-shirts


Todo hipster digno de considerarse a sí mismo hipster tiene en su fondo de armario una sudadera con capucha (denominada hoodie), así como un T-shirt (entre más vieja y deslavada se vea, mejor) con alguna leyenda “witty” (aguda e ingeniosa). 

Las capas (o “layers) son lo suyo


Sea la prenda que sea, debe de ir en capas, y de preferencia que no combinen entre sí. Aunque parezca que no quede bien se pasan tiempo decidiendo cómo "no combinar" la ropa para que quede "combinablemente hipster".

Los hombres se ponen sus skinny jeans con una camiseta, una camisa de franela tipo leñador, un hoodie por encima, y quizás hasta una bufanda si hace frío. 

A las mujeres también les encanta esta práctica, ya que combinan leggings con un vestido primaveral y un grueso suéter arriba, todo unido con un cinto de apariencia vintage.

Con gafas, un aire de intelectualidad


Sí, las gafas, con o sin graduación son un outfit indispensable. A muchos de ellos les gusta lucir gafas que sean, o que se vean, retro, y cuánto más grandes mejor. Las auténticas Ray Ban Wayfarers, en todos los colores que te puedas imaginar, es uno de los modelos preferidos.
  

Bolsos


Si quieres ser un hipster de verdad olvídate de las mochilas y de los bolsos que se llevan en la mano o se cuelgan de un hombro. Los bolsos hipster por excelencia son los que van cruzados por delante y los llevan tanto mujeres como hombres, de un tamaño suficientemente grande para que su MacBook Air entre sin problemas.

Zapatos cómodos ante todo


Los zapatos ante todo tienen que ser muy cómodos (nada de tacones). 

A ellos los reconocerás por sus Reeboks clásicos, vans o bambas tipo Converse pero sin ser de esta marca, o zapatos de vestir en tonos marrones y si están desgastados mejor.

A ellas las verás con botas vaqueras, una gran variedad de bailarinas o sandalias planas.

Cabello largo y despreocupado


Si hay algo que distingue a los hipsters es que su cabello luce totalmente natural y despreocupado, aunque hayan invertido un montón de euros en un moderno corte. Muchos hombres van por la vida con abundantes barbas, mientras las mujeres tienden a llevar su cabello suelto o recogido en un moño mal hecho.

Aunque por su manera de vestir relax pareciera que son desaseados, es algo erróneo, más bien, los hipsters cuidan mucho su aspecto.

Alimentación orgánica


También se destacan por comer comida orgánica, que incluye aquellos productos agrícolas o agroindustriales que se producen bajo un procedimiento denominado orgánico, ya que la obtención de los mismos excluye todo tipo de aditivos químicos o sustancias de origen sintético, con lo cual se está además protegiendo el medio ambiente. Porque claro, el hipster también es un acérrimo protector del planeta verde.